Héctor y Andrómaca



Intertextualidades en Frankenstein

Frankenstein o El Moderno Prometeo, incluye múltiples referencias literarias que demuestran la cultura y erudición que poseía su autora, Mary Shelley.

Ya el mismo título que hace una referencia explícita al mito del titán Prometeo, hijo de Japeto y hermano Epimeteo entre otros . Se le consideró el bienhechor de la humanidad a la que trajo el fuego y la cultura. Fue incluso tenido por el creador de la humanidad, fue el primero que formó con barro una imagen del hombre a la que infundió vida con el fuego celeste que usurpó. Este robo del fuego propició que Zeus enviara a Pandora a la Tierra provista con la caja con todos los males que al ser abierta se difundieron por toda la Tierra.
Además Prometeo fue castigado a ser atado a una roca en el Caúcaso donde le devoraba un águila a diario el hígado.
Si trasladamos este mito a la narración de la novela,Prometeo equivaldría al Doctor Frankenstein que con su Creación provocaría la ira de Dios. Su castigo sería el remordimiento constante (simbolizado en el mito por el hígado comido por el águila).
Si extendemos esta visión a la caja de Pandora, mito que se fusiona al de Prometeo, podemos equipararlo al episodio de la creación de la compañera de la Criatura, al ser abortada esta tarea, los males no se expanden por la humanidad.
Se cree que Mary había estudiado a Ovidio (43 a. C-17 d.C) en 1815, en concreto sus Metamorfosis, obra de madurez de este autor un largo poema en quince volúmenes que recoge diversas historias y leyendas mitológicas sobre el tema de la metamorfosis o transformación. El poema comienza con la primera gran metamorfosis, la creación del universo, y concluye con la muerte y la deificación de Julio César. Muchas de las historias muestran la relación entre los mortales y los dioses, las consecuencias de la obediencia o la desobediencia, y su posterior recompensa o castigo en una transformación final, entre ellas el mito mencionado , este libro se convirtió casi en un manual de mitología griega.
Este mito fue muy apreciado por los románticos y podemos rastrear su presencia en obras como el Prometeo (1816)de Lord Byron o el Prometeo desencadenado de Percy. B. Shelley, el círculo de confianza de Mary Shelley.
Pero debemos tener en cuenta que el título forma parte del juego de las intertextualidades existentes en la novela, sobre todo la insistencia en El Paraíso perdido de Milton, ya presente en la cita inaugural que además hace referencia al mito prometeico:
“¿Te pedí,
Por ventura, Creador, que transformaras
En hombre este barro del que vengo?
¿Te imploré alguna vez que me sacaras
De la oscuridad?”

Las citadas intertextualidades se explicitan claramente en el proceso educativo del Monstruo, con su hallazgo fortuito de tres obras :
-Las desventuras del joven Werther de Goethe.
-Las Vidas de Plutarco.
-El Paraíso Perdido de Milton.
Con Las desventuras del joven Werther, una narración sobre el amor no correspondido y el suicidio, que sabemos por sus Diarios, que Mary estudió en 1815, el Monstruo gana el conocimiento del aspecto emocional de la naturaleza humana y los sentimientos de amor y desesperación.
Con Las Vidas, una recopilación biográfica de nobles romanos y sus hazañas, que Mary también estudió en 1815, el Monstruo aprende modelos de conducta humana. El Paraíso Perdido, considerada la obra maestra de John Milton, publicada en 1667, en doce cantos narra la historia de la caída de Adán en un contexto de drama cósmico y profundas especulaciones, el objetivo del poeta era justificar el comportamiento de Dios hacia los hombres, otras de sus obras fueron Paraíso recuperado y Samson Agonistes, entre otras.
Con esta obra que Mary estudió numerosas veces entre 1815-1816,el Monstruo aprende el sentido trágico de la vida principalmente y halla una correlación entre él mismo y Adán como primera creación y Satán por ser rechazado por su Creador.
Pero la influencia de esta obra permea toda la novela y entre ambas podemos establecer temas paralelos como: el moldeado de un ser humano con barro (en nuestro caso con la unión de cuerpos inertes), el desarrollo de la maldad y el deseo de venganza, el aislamiento del ser hostil y el consecuente incremento de su hostilidad.
Pero estas no son todas las intertextualidades que hallamos por el texto, las hay por todas partes, referencias a poemas de Coleridge (1772-1834)en concreto La balada del viejo marinero , de Wordsworth(1770-1850) cuyos poemas presentan a la naturaleza como vehículo de revelación del alma y del sentido moral de la vida, aspecto relacionable con la naturaleza que aparece en la obra ,de Byron ,de Leigh Hunt a obras como Orlando, el Amadís de Gaula , a autores como Shakespeare y, por supuesto a Percy .B. Shelley, demostrando el vasto conocimiento literario de la autora.

Autor Mary Wollstonecraft Shelley

Título Frankenstein o El moderno Prometeo

Lugar de Edición Madrid

Editorial Cátedra

Año de Edición 1999

Colección Letras Universales

Introducción de Isabel Burdiel

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: